Alejandro Romera

Twitter
Facebook
Página Web

“Mi nombre es Alejandro Romera Guerrero y, ya desde niño, escribir se convirtió para mí en una necesidad. Nunca he dejado de hacerlo. Aunque sea ahora, a mis treinta y pico, cuando haya empezado a compartirlo con los demás.
En 2011 publiqué mi primer libro, la novela ambientada en África Miradas de Ébano, con Chiado Editorial. Un año después, vuelvo a la carga con Kichay, un libro de relatos cortos que está teniendo muy buena acogida.”

ReseñasEntrevistasColaboraciones con la web
Aquí podéis encontrar una lista de las reseñas que he hecho de este autor.

miradasdeebano1

Miradas de Ébano

Mario y Yeboah emprenden un viaje que cambiará por completo sus vidas. Mario un madrileño decide viajar a África, en concreto a la República de Ghana y Yeboah un ghanés que viaja a España en busca de trabajo para poder ayudar a su madre.

La portada de este libro es muy reveladora, ya que con ella podemos…

3n comments
kichay1

Kichay

Hace unos días Alejandro Romera se puso en contacto conmigo para animarme a leer su libro, antes de responder decidí informarme un poco acerca de él. Observé que era un libro de relatos cortos, 15 en total, cosa que ya me animó a leerlo. Entonces ví la portada. Me encanta la portada de este libro, es muy sugerente y te anima a coger el libro, imaginé …

12n comments

Entrevista a Alejandro Romera

Esta semana os traemos una entrevista a Alejandro Romera, autor de los libros “Miradas de Ébano” y “Kichay” de Chiado Editorial.

“Mi nombre es Alejandro Romera Guerrero y, ya desde niño, escribir se convirtió para mí en una necesidad. Nunca he dejado de hacerlo. Aunque sea ahora, a mis treinta y pico, cuando haya empezado a compartirlo con los demás.
En 2011 publiqué mi primer libro, la novela ambientada en África Miradas de Ébano, con Chiado Editorial. Un año después, vuelvo a la carga con Kichay, un libro de relatos cortos que está teniendo muy buena acogida.”

1¿Qué te llevó a escribir?

La necesidad, supongo. Desde muy pequeño, ya me encantaba leer y hubo un momento – con 9 años – en el que sentí la necesidad de inventar y escribir mis propias historias. Quería imitar esos libros que tanto me gustaban. Comencé a escribir como un loco con esa edad y, en rachas más intensas y otras no tanto, no he dejado de hacerlo hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *