¡Concurso literario veraniego! – Octava prueba

Hola lectores!

Hoy es vierneeeesss!!! :clap::clap::clap:Jejeejej

¿Y que sucede los viernes en este blog y en el de Sary últimamente? Pues Clarooo, que empieza otra prueba del concurso veraniego!!

¿Como lleváis las pruebas?¿Os está gustando participar? Esperamos que si! Todavía nos quedan 5 pruebas (contando esta) para finalizar el concurso. Y ya sin más preámbulos os dejo con la prueba de este viernes:

Prueba 8: Historia encadenada

Para esta prueba tendréis que utilizar vuestro talento creativo. Nosotras os daremos un inicio de relato y vosotros lo tendréis que completar. De modo que la historia vaya siguiendo usuario tras usuario. Para hacerlo deberéis usar el formulario que aparece en esta entrada y escribir de 3 a 5 líneas.

En la tabla se irán añadiendo las continuaciones que vayáis enviando y al lado vuestro nick en el sorteo. Sary y yo ya hemos añadido la primera parte, ahora os toca seguir!!

Con esta prueba podéis conseguir 3 puntos más!

Alerta!! Cuando enviéis el formulario puede que se quede la página en blanco. Volved a entrar para comprobar que vuestro texto aparece!!

Sary&Irene

Abrió los ojos con esfuerzo y se incorporó. Se encontraba en una sala circular, completamente hecha de paredes y suelo de mármol blanco que daban a la estancia un ambiente extraño y surrealista; y, rodeándola, cinco puertas, cada una de un material distinto: madera, piedra, acero, plata y diamante. ¿Cuál escoger?

Anaïs Felipe

Quedaba claro que cada una de ellas conduciría a un lugar diferente, pero ¿cómo podía saber cuál sería la correcta? Se dejó llevar por su instinto y escogió la de madera. La madera que sale de los árboles, los cuales nos ayudan a vivir. Nada más abrirla un camino lleno de enredaderas se mostraba ante ella, y con valentía en el corazón se puso a caminar.

Raquel S Once upon

Llevaba tan apenas diez minutos caminando cuando puede ver una pequeña fuente con dos chorros, uno de color azul y otro rosa, corrí hacia allí y leí el cartel que había al pie de ella, ponía: Para pasar de aquí tienes que beber un vaso de agua de uno de los colores. Elige bien.

アルマーニ 時計 メンズ

Włochy。Wybrzeże Kości Słoniowej。Jamajka。香料成分とあなたの魂を以前と同じを回避する試みで否定的な反応を得ることに注意します。なっているサイズに香水を適用の服を着用するものになりますアクションの最悪のコース。下の身体動き内の香水を持ちながら決定する皮膚領域で非常に活発に区別される場合大幅に助けることができます。その一方で、スタッフがあると認めるものを感じるを着用するは難しい喜びを取る。彼ら徳。タグ: 医学と健康のスクラブ、健康ケア専門家アクセサリー、母乳で育てるスクラブ制服以内に撮影した、場所の従来快適なユニフォームがある heaScrub: マリック ジョシュア |2013 年 11 月 4 日 - 合理的に早い 90 年代の結果としてこれらの日は、スクラブが従来に切り替わるまでの時代のほとんどの国のための制服をナースします。
アルマーニ 時計 メンズ
[url=http://dakota.rolandusblog.com]アルマーニ 時計 メンズ[/url]

fmcazorla1

Lo de los chorros de agua era interesante, pero lo era aún más el que supiera leer en ¡chino mandarín!. Aquel misterioso lugar rezumaba magia por todos lados, así que se dejó llevar por su color favorito, pero cayó en la cuenta de que era el amarillo... y no le servía... Entonces vio pasar a su lado un pequeño tronco de madera con forma de gato y de color rosa; y como no le gustaban los gatos, pues bebió del chorro azul.

Mª Del Mar

Una vez que había terminado de beber del chorro azul no sintió ningún cambio,todo estaba igual que antes.Decidió que esperaría unos minutos por si sucedía algo,y sino probaría a beber del chorro rosa.No tuvo que esperar mucho,justo detrás de él apareció una criatura,tan rara ,que no sabía describirla.Sin esperarlo, la critura le formuló dos preguntas.
-¿Quieres seguir avanzado por la puerta de mandera o prefieres cambiar?

Cris Hocicos

No sabía que responder, ya que no sabía como esa criatura había aparecido tras él.
La criatura le volvió a repetir las dos preguntas:
-¿Quieres seguir avanzando por la puerta de madera o prefieres cambiar?
-Quiero seguir avanzando.
Pero la criatura volvió a preguntar las mismas preguntas:
-¿Quieres seguir avanzando por la puerta de madera o prefieres cambiar?
En un principio no lo entendió, pero en seguida se compuso y volvió a responder:
-Quiero seguir avanzando por la puerta de madera.
La criatura asintió y en un leve susurro le dijo:
-Ya no hay vuelta atrás.

Azucena

Esa respuesta le hizo plantearse si había elegido bien, pero como ya no podía hacer nada para remediarlo siguió avanzando.
Aquella extraña selva parecía interminable, se extendía hasta donde sus ojos alcanzaban a ver, que no era mucho porque la vegetación era muy densa.
Perdió la noción del tiempo y no sabía si llevaba minutos, horas o días caminando cuando divisó un enorme claro.

Sergio Guillén

No pudo seguir caminando porque sus piernas le fallaron cuando vio aquello que más temía: un carruaje se acercaba a una velocidad de vértigo, era oscuro y, además, no mostraba nada bueno.
—¡Cuidado! —gritó alguien detrás suya, empujándola para esconderla entre la maleza del claro.
No sabía quién era, pero cuando la nitidez del sol le alumbró, lanzó un grito. Ni ella misma sabía si era un grito de temor o de sorpresa.

Galega San San

Contempló boquiabierta a la mujer que acababa de salvarle la vida. ¡Era exáctamente igual que ella! Solo que con un aspecto más desaliñado.
- No hay de qué -le dijo volviendo por donde había venido.
- ¡Espera! ¿Quién eres?
- ¿No es obvio? -inquirió señalando a ambas-. Si no llego a aparecer te habrían capturado, habrías sufrido y habrías escapado. Todo eso para volver al inicio y escoger otra puerta. Una que te llevaría al pasado... hasta este momento.

Silvia (Nube de noviember)

Pestañeó, con asombro, ya que unos misteriosos panfletos publicitarios habían salido de la nada.
-¿Eres mi yo futuro?
-Eso solamente podrás decidirlo tú. Tus decisiones, o, mejor dicho, las mías, han hecho de mí la persona que soy y he tenido que volver para evitar que las repitieras. Sólo tú podrás evitar un desastre. Si lo haces, yo, evidentemente, desapareceré, será como si nunca hubiera existido, de modo que no sería tu yo futuro. Dejemoslo en que soy tu "podría-ser"
-¿Y ahora qué vas a hacer?
-Por supuesto, iré contigo para hacer, esta vez, el camino correcto. Ambas hemos de encontrar nuestro destino, que...
Un susurro entre las hojas las hizo darse la vuelta rápidamente. Alguien, o algo, acechaba entre la maleza.

May R Ayamonte

Me puse por delante de mi yo futuro, tenía miedo de que si aquella cosa que hubiera en la maleza le atacara pudiera afectarme directamente a mí.
Sin embargo, lo único que salió de entre los arbustos fue un pájaro que cojeaba.
-Nuestro destino estará regido por las normas que tú decidas -dijo ella mientras me cogía de las manos.
Yo no entendía de normas, de futuro ni de nada que estuviera relacionado con lo que estaba pasando.
De pronto, un recuerdo vino a mí veloz como un relámpago.
Estaba saliendo de casa cuando un coche me atropelló. Y tras eso me había despertado en esa sala sin un solo rasguño.
-Tienes que decidir las normas -apremió ella nerviosa.

JuliaTEL

-Está bien. Mis normas serán:
1. Todo es posible.
2. Tengo una segunda oportunidad.
3. Saldremos de aquí a mi manera.
Mi yo futuro mostró estar de acuerdo con un simple asentimiento. Empezamos a buscar una forma de salir del claro pero parecía que habíamos vuelto a la sala redonda, solo que sin puertas. Lo único que había era un gran árbol grandioso. Cuanto más trepábamos más alto era así que decidimos parar después de dos horas. Nos asustó un extraño movimiento entre las ramas hasta que vimos qué era...

Sandrus

...una enorme serpiente que se enrollaba entre las ramas del árbol. Era difícil saber donde comenzaba y terminaba su grueso cuerpo.
—Sssshssh holaaass chicashhss.
Su voz sonaba artificial y no movió ni una de sus facciones mientras pronunciaba esas palabras. Daba la sensación de ser una broma macabra, cómo si alguien estuviera escondido, poniéndole voz a esa terrorífica serpiente.

Meritxell

Me quedé helada al fijarme un poco más en esa curiosa serpiente, y al fijarme en que sus ojos eran del mismo tono verde que los míos. Mi yo del futuro y yo nos miramos, extrañadas por lo que acabábamos de presenciar.
-Tenéis que escoger bien queridas -nos decía la serpiente.- Mirad lo que me ocurrió a mí es decir, a vosotras, por escoger mal.
Y de repente desapareció, tan rápido como había aparecido.

Angelica Fonseca

Me puso de los nervios saber que una de las posibilidades me lleve a ser una serpiente, un tanto asquerosa.
- ¿Qué hacemos?¿seguimos subiendo o nos detenemos aquí?- le dije a mi yo futuro.
- Es mejor seguir, este árbol debe tener un final- afirmo ella.
A los 10 minutos de estar subiendo vimos la cima del árbol, y observamos todo el paisaje completo, donde nos dimos de cuenta que...

Tamara López

...ya habíamos estado ahí. No recuerdo cuándo, y por la cara de mi "yo-futuro" sabía con certeza que ella tampoco. Esto debe ser un sueño, una especie de lo que llaman déjà vú. Me esfuerzo en recordar pero mi mente no está por la labor.
-¿Qué hacemos?- pregunto.
- Creo que deberíamos llegar hasta aquel lago, veo algo brillar, quizá sea nuestra respuesta o alguna salida- contesta mi yo futuro.
- Estoy de acuerdo, acerquémonos y saldremos de dudas.
Tras mucho caminar conseguimos llegar al lago y ambas, cogidas de la mano, nos llevamos la sorpresa de nuestras vidas...

MonTse

Ambas nos detuvimos de la mano, frente al lago, observando lo que flotaba en el centro de éste. Algo brillante estaba sobre una tabla de madera. Brillante y grande, tan grande como nosotras.
- ¿Es un espejo? - pregunté, entrecerrando los ojos para que el sol me permitiera ver con claridad.
Mi yo del futuro asintió, sin decir nada. La observé, y vi que miraba aquel espejo con deseo.
- Ese espejo... ¿es la salida de este lugar? - mi yo futuro se giró despacio, observándome y volvió a asentir.
Sonreí, y comencé a caminar hacia el agua, pero ella me detuvo, tirando de mi mano.
- No puedes atravesar el agua. Ese es el problema. No hay forma de llegar hasta allí, y el agua... Te matará...

Sara I. R.

... Me quedé pensando. Era cierto, el agua me mataría pero ¿cómo llegar hasta el centro del lago sin morir en el intento?
Esto me recordaba los acertijos a los que me gustaba jugar cuando era pequeña con la diferencia que aquí me jugaba mucho más.
Oímos un ruido, algo se movía en la copa de un árbol cercano. Miré a mi yo futuro ¿qué más podría pasar en aquel extraño lugar?
El pájaro, el mismo pájaro cojo que habíamos visto antes descendía volando desde el árbol. ¿Por qué nos habría seguido? Se detuvo cerca de nosotras. Nos miró a ambas como si esperase algo, como si nos conociera, era extraño. Hasta que me di cuenta, su plumaje, sus ojos ¡era yo! O más bien mi otro yo, otro que cruzó otra puerta y que no salió bien.
Nos volvió a mirar y señaló un grupo de rocas algo alejadas a nuestra derecha, cojeando se dirigió hacia allí ¿estaría ahí la solución para poder salir de aquel lugar? ¿La respuesta al acertijo?...

La Rosa de Naran

Mi yo futuro y yo nos miramos sin entender. Suspiré profundamente y, cogidas de la mano, seguimos el camino que mi yo pájaro nos indicaba.
Media hora tardamos en alcanzar el grupo de rocas. El Pájaro -yo- me observó con un brillo de nostalgia.
- En el centro de la conjunción de rocas, se haya un portal. Os llevará directamente a la sala de las puertas. Elige bien esta vez.
Tan pronto como terminó de hablar, salió volando.
Confundida y preocupada, pero dispuesta a llegar al final de este acertijo, continuo hacia el portal......

Anyi

...en el centro del portal, solo había oscuridad; pero nos daba igual, estábamos dispuestas a enfrentar lo que sea.
En cuanto pusimos un pie dentro, flotamos en un vacío inmenso y oscuros. Nuestras manos se separaron y mi cabeza se pegó con algo.

Desperté desubicada en el suelo mientras la cabeza me dolía. Me encontraba en una sala circular y estaba sola. Me acordé de mi yo futuro mientras observaba las cinco puertas diferentes que me rodeaban.

¿Había sido un sueño o había ocurrido de verdad?

NO SOLO LEO

El hecho de estar frente a esas cinco malditas puertas, daba respuesta a dicha pregunta, todo era tan real como ella misma. Tocaba elegir un nuevo camino, pero antes de tan importante decisión, era necesario reflexionar e intentar descubrir el por qué de todo lo que le estaba sucediendo y que era aquello que comenzaba a nacer dentro de ella; se notaba ligera y en cierto modo, era como si pudiera ver lo que se escondía detrás de cada una de esas misteriosas entradas a mundos increíbles. Algo era seguro, ella había cambiado...

MARTACROMB

Se froto la sien y se detuvo a pensar en su próxima elección. Cuatro puertas, cuatro destinos nuevos; obviamente, la de madera estaba descartada.
Se dirigió a la puerta de plata dispuesta a probar suerte esta vez en esa, pero al acercarse e intentar abrir el pomo una descarga recorrió su cuerpo de pies a cabeza. ¿Qué significaría eso? ¿Acaso era la puerta equivocada?

Dacrevi

Tras incorporarse de la caída que había provocado la descarga, la joven decide probar suerte de nuevo. Sin embargo, se fija en que hay una inscripción en la puerta de plata: "Hay que seguir un orden. No te vuelvas a equivocar".

Asustada, se dirige a la puerta de diamante, y al abrirla, miles y miles de fragmentos de ese material precioso salen disparados por la habitación. La joven se va hundiendo poco a poco en los diamantes. "Tengo que pensar en algo" susurra. Lamentablemente, una voz resuena en la sala: "Te has vuelto a equivocar, y no tendrás otra oportunidad"

Blue Princess

Las palabras retumbaban en mi mente, ¿aquello significaba el final? No podía quedarme atrapada entre cuatro paredes, necesitaba hacer algo. Los diamantes desaparecían por momentos hasta que la habitación se quedó desierta. No había nada en ella, las puertas de madera, diamante y plata tampoco estaban. Tan solo permanecían la de piedra y la de acero. Mi yo del futuro había escapado de la habitación en cuanto se dio cuenta de lo que ocurría.
Las puertas son trampas, si no te aseguras, puedes perder las oportunidades. Y eso me había pasado. Ahora tan solo dos puertas... No me atrevía a abrir ninguna, sin embargo, un grito llegó a mis oídos. Parecía provenir de la puerta de acero... Hubiera reconocido aquel grito en cualquier parte... Las cosas empezaban a cuadrar...

amayi90

¡Era ella! ¡Mi otro yo! Intenté abrir la puerta, nada. La puerta estaba completamente cerrada, por los dos lados. Por lo que, decidida, me apresuré a abrir la otra puerta, la de piedra. Era mi única salida. Esta vez no hubo problemas y la puerta se abrió fácilmente, para encontrarme ante mis ojos con algo maravilloso...

Patricia Navascues

un paisaje espectacular, parecía sacado de una película, verdes praderas llenas de flores multicolor, un cielo resplandeciente y el sonido de los pájaros cantando, todo era embriagador, desde la puerta había un camino que empece a seguir para ver a donde me llevaba, después de un rato andando, llegue a un cruce de caminos con un letrero señalando cuatro caminos posibles, que eran...

  6 comments for “¡Concurso literario veraniego! – Octava prueba

  1. Anaïs
    1 agosto, 2014 at 1:05 pm

    ¡Holaaa!

    Tengo un pequeño problemilla, y es que cuando entro para hacer la octava prueba me sale todo en blanco y ni siquiera se ve ni el comienzo de la historia ni la continuación :(

    Un beso!!

  2. Sary
    1 agosto, 2014 at 1:10 pm

    Hola personitas, esperad un momento hasta que podamos arreglar los errores técnicos; tenemos que facilitaros el comienzo de la Historia encadenada.
    Besos y disculpad por las molestias!

    • Sary
      1 agosto, 2014 at 1:28 pm

      ¡Solucionado!

  3. Fran Cazorla
    1 agosto, 2014 at 5:04 pm

    ¿Por qué salen dobles los comentarios?
    :p

    • admin
      1 agosto, 2014 at 8:28 pm

      Misterios de la Naturaleza! jiji

  4. Galega San
    2 agosto, 2014 at 7:57 pm

    Que conste que lo que está en inglés no lo puse yo xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *